¿Cuál es el destino de las aves y los seres humanos?

"Los humanos no aceptamos que las alas sirve para volar"

“Los humanos no aceptamos que las sirven para volar”.

¿Has sentido lo que es estar encerrado entre tus propios pensamientos? Si la respuesta es “sí”. ¡En hora buena! has empatizado con la misma sensación que sufre un animal salvaje, exótico o ave al ser extraído de su ambiente natural.

¿No lo crees? Te refrescamos un poco la memoria al recordar el cuarto mes de encierro en plena pandemia… ¿diste vueltas por tu casa? ¿Lloraste? ¿Sentiste ansiedad? ¿Desarrollaste algún tic nervioso? ¿Te daba ganas de comer? ¿Estabas de mal humor? ¿Te sentiste depresivo?  Estamos seguros que si respondiste “si”, al menos a unas de estas preguntas quiere decir que viviste algunas de las secuelas psicológicas y emocionales que dejo te de dejo el COVID.

Ahora imaginemos el estrés de aquellas especies que son completamente diferentes al hombre.

¿Crees saber y tener lo necesario para cuidar de un ave?

Cualquier tipo de animal que se extrae de su medio natural y es mantenido en condiciones de cautiverio, ya sea con fines personales, recreativos,  rehabilitación o de exhibición en zoológicos de forma permanente, es probable que sufra los efectos negativos del estrés.  Los encierros incómodos para los animales generan con el tiempo problemas de salud físicos y mentales.

¿Cuentas con un espacio en casa 20 veces el largo de sus alas de un extremo al otro y con una temperatura ambiente entre los 23 y 25 grados centígrado, para poder evitar el estrés en ella? Las aves necesitan de lugares abiertos y lugares donde ellas se puedan esconder y se sientan seguras. Por lo anterior, es importante que el encierro provea zonas al aire libre donde ellas puedan tomar el sol, así como una zona de sombra y de refugio donde no puedan ser vistas.

Ellas también a veces desean estar en pijama y ver Netflix, no todo el tiempo desea ser vistas. Mantener expuestas las aves al viento hará que su temperatura corporal baje, ocasionando problemas de salud como resfriados. Las aves requieren de diferentes tipos de perchas dependiendo del tamaño de sus patas. Proporcionar perchas muy grandes o muy pequeñas a las aves puede con el tiempo ocasionar problemas de patas. El baño diario hace que el plumaje se mantenga saludable. Es muy común ver aves con encierros si nada de agua.    Si las aves son acuáticas se les debe hacer charcas para que ellas naden y otras charcas para que ellas puedan beber agua.

Ahora que has leído en resumen un poco de su cuidado ¿Tienes el espacio, el interés y el tiempo de cuidar igual que su ambiente natural a un ser que nació para ser libre? Esperamos que tu respuesta sea no.

 

Si compras un ave, eres parte de delito.

En México, detrás del mercado con grandes ganancias como el narcotráfico y el  comercio de armas, se encuentra el tráfico de animales.  De los negocios ilegales más redituables del mundo, sólo después del contrabando de drogas y armas. Sus ganancias son estimadas hasta en 100 mil millones de dólares anuales, así lo informó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)

 

 

20 mil a 30 mil pesos, es lo que cobra un cazador furtivo para colocar 4 aves en una caja o jaula con unas 100 a 300 más…  pero de cada cuatro aves exóticas que capturan sólo una de ellas sobrevive y tristemente esa es la ave que muchas veces olvidan en un rincón, que lleva años enjaulada en un espacio y condiciones deplorables y que muchas han perdido por completo su instinto animal gracias a la domesticación.

Después de tanto encierro, que te parece la sensación de un poco de libertad, de poder aunque sea un poco trasladarte a tu lugar de origen o ver a tus seres queridos.  ¿Quién de nosotros no le gustaría poder tener esas alas para viajar  a cualquier lugar del mundo y mirar todos los atardeceres existentes del planeta tierra?

 

Daño psicológico por encierro, “canibalismo” por deficientes alimentación y estrés. Las aves se comen sus plumas para poder sustituir los nutrientes que les hacen falta en su dieta, para poder sobrevivir.

 

 

El Santuario de Aves de Ser Su Voz Sayulita retoma fuerza poco a poco, después de estos meses donde nos la vida misma nos tuvo que encerrar para tal vez aprender y comprender el real significado de la LIBERTAD.

Durante la Pandemia, recibió respuesta positiva de algunas personas de la comunidad de Bahia de Banderas  al otorgarle al santuario  nuevos huéspedes temporales en rehabilitación.

 

 

Poco a poco les iremos contando la historia de cada uno de ellos y como es que su viaje a la libertad y vida natural apenas comienza. Estén al pendiente de nuestras redes sociales ya que la historia de “Twich”  Un periquito verde proveniente de Punta Mita, merece ser contada.

El destino de las aves es volar, es egocéntrico, mezquino y egoísta pensar que como el hombre no puede sentirse plenamente libre de sí mismo, tenga la necedad de encerrar, matar, dañar  lo que no puede tener o poseer como unas alas en pleno vuelo de libertad.

Por:  Mujer Astronauta de Letras

Post a comment

Acepto la Política de privacidad