La verdad detrás del nado con delfines

Durante las vacaciones o momentos de fin de semana es muy común que la gente busque donde pasar el día y entretenimiento, entre familias, los balnearios, parques acuáticos o centros comerciales es el destino mas solicitado. En México hay muchos parques que ofrecen la actividad de nado con delfines. Y en nuestro poco conocimiento de como realmente obtienen y transportan estas magnificas criaturas para el entretenimiento humano, es una actividad muy solicitada que en nada beneficia a los delfines.

Es una practica común la captura y venta ilegal de delfines y vendidos a parques acuáticos. Muchos de los delfines que son considerados menos «atractivos» – y, por lo tanto, menos rentables – son asesinados durante el proceso de captura y vendidos como carne a consumidores desprevenidos que no saben lo que compran.

Son arrancados de sus familias en el mar, incluso los bebés que están con la madre entre 3 y 6 años. En la naturaleza, los delfines nadan hasta 60 millas cada día, pero en cautiverio, son confinados en piscinas de concreto tratadas químicamente. Esto es especialmente traumático para ellos, puesto que se comunican mediante un sonar.

A menudo, los delfines en cautiverio son encerrados en grupos incompatibles, y debido a las condiciones de hacinamiento de sus recintos, son incapaces de escapar de los conflictos. Muchos delfines desarrollan enfermedades dolorosas, como úlceras en el estómago, y algunos mueren prematuramente debido a las condiciones estresantes del cautiverio. Muchas enfermedades pueden ser transmitidas de los delfines a los humanos turistas, incluyendo infecciones virales, micóticas y bacterianas tales como la salmonela. Más aún, personas han sido mordidas y se han fracturado huesos durante las sesiones de nado.

Si realmente quieres ver estos animales hazlo en el mar, no pagues por participar en estos tipos de espectáculos.

 

Post a comment

Acepto la Política de privacidad